Cuentos Textos

Relax Zen Spa Ya Ya Ya

zen-relax-sebastian-defeo-safarijirafas

Necesito bajar un cambio.

Necesito bajar un cambio ya mismo.

Necesito bajar un cambio ya mismo, cueste lo que cueste.

Un buen masaje, eso necesito. Un buen masaje con una musiquita tranqui de fondo mientras tengo los pies en una palangana con agua caliente y sal.

Y, de paso, un té de tilo.

Y un sahumerio.

Y un gurú del Tíbet que con una meditación milenaria me quite todas las preocupaciones.

Mientras en la televisión pasan videos de cachorros durmiendo.

Y alguien corta el pasto así el olor a pasto recién cortado me inunda de paz.

Cuencos. Eso necesito. Un ejército de cuencos que vibren místicamente y me emparejen los charcas. ¿O son los chacras? Charcas, chacras o como sea pero que me los dejen cero kilómetro.

Y una geisha que deslice las más finas sedas sobre los cachetes de mi culo.

Todo esto bajo una buena ducha caliente.

Mientras miro al atardecer en el mar.

Con una cerveza en una mano.

Y un whisky en la otra.

Ahí nomás que un científico me clone y mi clon, diseñado para tener mi idéntico criterio pero mayor paciencia, se dedique a limpiar mi casilla de mail y a emprolijar los archivos y carpetas de mi computadora.

Mientras los líderes del mundo firman la paz mundial.

Y médicos anuncian la cura para todas las enfermedades.

Y para la calvicie.

Y para la gordura.

Y un mayordomo me informa que tengo cinco kilos de chocotorta esperándome en la heladera.

Necesito también un gato ronroneando en mi pecho.

Y un perro durmiendo cerca de mis pies.

Los números ganadores de la lotería en mi bolsillo.

Y un viajero temporal contándome que vino del futuro y que pudo ver que mi vida me alcanzó para hacer todo lo que siempre quise y mucho, mucho más.

Todo esto medio durmiendo la siesta.

Con un paño mojado sobre la frente.

Necesito también un estudio de la Universidad de Massachusetts asegurándome que todas las decisiones que tomé estuvieron diez puntos.

Y un ejército de mucamas limpiándome la mente.

Y que sea viernes.

Y que el lunes sea feriado.

Y que un chamán me ponga en contacto con los rincones más calmos de la existencia.

Mientras hago una buena caca.

Eso necesito.

Necesito bajar un cambio.

Necesito bajar un cambio ya mismo.

Necesito bajar un cambio ya mismo, cueste lo que cueste.

O quizá…

Quizá no necesito bajar un cambio.

Quizá necesito hacer un cambio.

 

Sebastián Defeo
Comentá | +Cuentos | +Textos

No te pierdas de nada. Recibí safarijirafas directo a tu mail.

Comentarios

comentarios