Cuentos Textos

Advertencia

safarijirafas-advertencia-sebastian-defeo

No creo que tenga tiempo. Pero voy a intentar explicártelo. Voy a intentar advertirte.

Oscar Wilde escribió que la vida imita al arte. Hay demasiados ejemplos y ahora no puedo enumerarlos. La cuestión es que, siguiendo esa idea, le aposté a un facilismo que me arrimara todos los deseos que me eran inacariciables. Escribí cuentos donde encontraba maletines rebalsados de guita, me encamaba con mujeres despampanantes y llovía chocotorta.

Esperé.

Nada.

Nada.

Supuse que había alguien ahí afuera, viviendo mi arte. Quizá nuestros datos se traspapelaron. O quizás era un impostor y ahora disfrutaba de todo lo que era mío, de todo lo que me correspondía.

Decidí matarlo.

Escribí un cuento donde yo sufría una muerte horrenda, dolorosa, lenta. Y cada día revisaba los obituarios con una sonrisa, esperando a dar con el que osó robar mi felicidad.

Fue entonces cuando pasó.

Iba caminando por la calle y encontré un maletín. Rebalsaba de guita. Luego, otro. Y otro.

Con creciente temor noté cómo las más despampanantes mujeres aceptaban mis propuestas. Con pánico vi llover chocotorta. Finalmente estaba viviendo mi arte.

Ahora vinieron por mí.

Me encerré en el sótano pero la puerta no va a soportar otro hachazo más. Lo sé porque lo escribí.

 

Sebastián Defeo
Comentá | +Textos

No te pierdas de nada. Recibí safarijirafas directo a tu mail.

Comentarios

comentarios